• Gestión y Matrícula
  • Multimedia

Por Josías Caballero Suarez, Grado 11ºB

Por distintas situaciones de mi vida ingresé este año a la Institución Educativa 20 de enero a cursar 11 Grado. Desde que ingrese sentí la sensación de que estaba entrando a un plantel próspero en calidad y oportunidades, ahora a menos de 2 meses de finalizar el año lectivo puedo decir con seguridad que no me equivoqué al pensar eso.

Pero como bien dicen “no hay dicha completa,” siento un poco de tristeza por la falta de interés que tiene el gremio estudiantil hacia todos los beneficios que ellos pueden conseguir para crecer de forma espiritual y educativa. Quizás será que no se han dado cuenta de los muchos tesoros que tiene la institución o simplemente se mantienen al margen, lo cual no debería ser así.

Ahora que leyeron los dos primeros párrafos de este artículo, supongo que estarán un poco desconcertados, como preguntándose ¿y este de que habla, que tesoros ve él que yo no veo?

Voy a comenzar mencionando la primera semana que entré a la institución, caminando por los pasillos encontré una oficina o un espacio llamado “Sala de Grabación,” la primera impresión que tuve fue decir – seguro esto lo usan diariamente los alumnos para proyectos escolares. Triste fue mi sorpresa al darme cuenta de que a medida que pasaban los días, eran poco los movimientos que veía en esa sala.

Ahora yo les planteo lo siguiente a la comunidad estudiantil, ¿No se han puesto a pensar lo afortunados que son al tener un punto vive digital dentro de su propia institución? La cantidad de cosas que en conjunto con sus profesores pueden hacer para así mejorar la sociedad. Tomemos una sola idea, “Un programa de Televisión” exclusivo del colegio, han pensado el impacto que este tendría en la sociedad, en la juventud que los tomaría como ejemplo. Si yo que sin herramientas y sin tanto respaldo he conseguido ayudar a muchos jóvenes, imagínense ustedes que tienen todas las posibilidades.

No esta demás aclarar que quizás esto se debe a que esta clase de escenarios no les llama la atención, puesto que también me di cuenta de que son afortunados al tener una sala de música bien formada y que algunos alumnos si la están aprovechando como se debe.

Para concluir la invitación no es solo para los alumnos, sino también para todos los docentes y directivos, así como se están dando cuenta de que el proyecto de “YO ME COMPROMETO” está uniendo a todo el plantel y está dando resultados, de la misma forma muchos proyectos más pueden ser de gran impacto para la educación y el crecimiento del alumnado y de la institución como tal.

Qué satisfacción es ver a toda la institución unida, porque se ven los frutos de un proyecto que empezó tarde pero que sin duda alguna ha dado muchos resultados porque “TODOS NOS HEMOS COMPROMETIDO”, esto quiere decir que cuando las cosas se hacen en conjunto de todo el plantel todo funciona bien, aquí entonces quiero decirle a todos los docentes, que hay que crear más seguido esta clase de programas que ayudan a los estudiantes a consolidarse como una juventud capaz de ayudar a la comunidad, utilizando todas las herramientas que la institución nos brinda.

Y a los alumnos sólo me queda decirles que aprovechen los espacios que brinda la institución, con el favor de Dios este año culmino mis estudios y créanme que me hubiese gustado estudiar desde años atrás en ese lugar para disfrutar a mis anchas todos esos beneficios con los que ustedes quedan y sería una lástima que dejaran desperdiciar.

EN ES
Skip to content